Pallabres y testu ganador del Premiu L’Horru del Carbayedo 2014

Captura de pantalla 2014-08-28 a la(s) 00.55.21

Avilés, 25 d’agostu de 2014

 Mui bones, amigues y amigos del Carbayedo:

 

Préstame abondo tar equí güei con vós nesta entrega de premios.

 

En primer llugar dar les gracies al xuráu,’tis un honor que vieran valir a la mio obra. Y más cuando hai xente como l’escritor avilesín Miguel Solís Santos, que sacó a la novela asturiana del escaezu nos años ochenta, y colos trabayadores de normalización llingüística, que con tantes dificultaes faen el trabayu de da-y visibilidá a la llingua del pueblu, como son Arancha Prado, Hugo Cortina y Montserrat Machicado, que nesti casu fáilo equí, n’avilés, al cargu de la Estaya de la Llingua.

 

Pero les gracies tengo que vos les dar especialmente a los vecinos d’esta Asociación l’Horru del Carbayedo por presta-y atención a la llingua asturiana nes vueses actividaes, con esti Día d’asturianía, cola convocatoria d’esti concursu que va yá camín de la primer década en funcionamientu y que tien munches coses positives,’cause saca a la lliteratura a les cais d’avilés con esa esposición de les obres que se presenten que facéis cada añu na plaza.

 

Esta’tis una iniciativa mui interesante, pa una lliteratura como l’asturiana, que pola falta de costume de la xente de lleer n’asturianu, tien dificultaes pa llegar al públicu. Asina, que felicitavos especialmente por ello. Atrévome a facevos una propuesta, con tola modestia. Yá que facéis esta guapa iniciativa de sacar a les cais les obres presentaes, ¿por qué non convocar tamién un premiu –anque nun tenga dotación económica- que decida la xente votando pol rellatu que más-y preste? Un premiu popular, acercaría tovía más a la xente a la obra.

 

Va unes selmanes tuvi en Cadavéu, nel conceyu de Valdés, onde participé como xuráu del Premiu Fernán Coronas, y dicía-yos a los vecinos, que tamién ellí, como vós nesti conceyu d’Avilés, convoquen un premiu lliterariu pa obres n’asturianu. Dicía-yos que son un exemplu pa otros llugares d’Asturies y tengo de dicilo, vós, l’Asociación de Vecinos L’Horru del Carbayedo, tamién sois exemplu.

 

Estes pequeñes acciones, esta obra de teatru que güei pudimos ver equí mesmo, la potenciación de la nuesa cultura y la nuesa llingua en cada barriu, tienen un impactu perimportante na recuperación de l’autoestima de los asturianos y les asturianes, un pasu imprescindible pa que pongan en valor la so propia forma de falar, la llingua que’tis de toos y toes y que tenemos la responsabilidá de tresmitir a les xeneraciones futures.

 

Una de les mayores satisfacciones que tuvi nel mio llabor pol asturianu foi ver que mios güelos, por ciertu presentes na sala, pasaron de dicir, ¿qué fai esti nietu nuestru preocupándose de lo que falamos en casa? A defendese como fai mio güela: ¡yo soi asturiana, pues como quieren que fale, pues n’asturianu! O escribir a tola familia correos lletrónicos n’asturianu como fai mio güelu. Esti’tis’l camín, trabayar pol idioma, en casa, nel trabayu, na asociación de vecinos… en tolos ámbitos. Y nesi camín tais faciéndolo mui bien.

 

Voi rematando. Dando otra vegada les gracies y felicitando a Luis Manuel suárez, del que conocía’l so escelente llabor na música, xunto a Marisa, col dúu Mestura, y nel que descubro agora a un escelente escritor. Un honor compartir palmarés d’esti premiu contigo, y con Marisa, ganadora n’otra ocasión del segundu premiu, y con tantos escritores qu’almiro, como Constante Álvarez, Rubén d’Areñes, Laura Marcos, Pablo Rodríguez Medina O Ánxel Álvarez Llano, ente otros. Gracies, gracies y munches gracies, de verdá. Y agora, si nun vos dormí tovía, ¿queréis sentir el rellatu?

 

 

8:43

 

El reló enllenaba la casa con aquel ruxerrux insoportable del segunderu. 23:32. Sacó un platu de la ñevera y sentóse na mesa cola televisión apagada, cola radio apagada, col ánimu apagáu. Malapenes foi quien a llevar nada a la boca. 00:04 Dempués desvistióse y fizo por dormir embaxo’l cobertor. 00:35. Quitó’l cobertor, sacó la sábana, dio vueltes y vueltes, y ’tain’tra quien a zarrar siquiera los güeyos. Volvió a mirar el reló, 02:10, col so cafiante segunderu siempres presente.

 

A les 8:40 espertó nerviosu. Y otra vegada’l segunderu. La primer nueche de los últimos cuarenta y ocho años que nun dormía con ella y yá sabía’l desenllaz qu’esperaba nel hospital, yá sabía la llamada que diba recibir. Pero nun sabía cuándo.

 

Entós pensó nel reló. Mirólu y vio la hora. 8:43. ¿A qué-y recordaben aquellos númberos? Dába-y vueltes y entós, cola hora tovía nel reló, sonó’l teléfonu, frayando’l silenciu como un hachu remanáu con violencia. Averóse al aparatu y retrasó lo inevitable,’til que tuvo les fuercies’nuffs pa sentir lo que yá sabía que-y diben dicir.

 

Garró fuerte’l teléfonu, sentóse nel sofá y lloró, a sabiendes de que yá nada volvería a facelu feliz, salvo l’aliviu de morrer. Entós volvió al reló, y paeció-y que yá nun sonaba’l segunderu, paecía paráu naquella hora, 8:43.

 

Volvió a ver daqué que-y’twas familiar naquellos númberos. Entós recordó y hebo una pequeña amuesa d’allegría na so cara. 8:43, 8 del 43, ¡agostu de 1943! Aquel foi’l mes nel que la conoció, aquel foi’l primer mes de cuarenta y ocho años xuntos. Aquella foi la despidida que-y quixo ufrir al so home.

Advertisements

One thought on “Pallabres y testu ganador del Premiu L’Horru del Carbayedo 2014

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s