Mánfer de la Llera: l’home que se fixo ponte

El llibru biográfico, ‘De la rampla a la pluma’, se distribúi güei con motivu del Día del Llibru

(D’El Comercio 06/05/2011)

maanfer.jpgManuel d’Andrés Fernández (Les Cuestes, Ciañu, 1918-Xixón, 2005). Por elección, l’escritor Mánfer de la Llera, al que nesti añu 2011 se-y rinde homenaxe, dedicándo-y los actos conmemorativos de la XXXII edición de la Selmana de les Lletres Asturianes. ¿Qué se puede dicir del autor de llibros como ‘Cabalgando sol tiempu’ o de les interesantes memories ‘Coses vivíes’? De mano, podíemos empezar por que los fechos tienen les sos causes y les causes tamién atienden a fechos. Por esta razón, pa comprender el significáu d’un home hemos de retrotraenos a les sos circunstancies. Y por eso hemos tamién de pensar nos momentos visiegos y de secañu que padeció la tierra nel sieglu XX.

Por acutar l’espaciu al tarrén que nos’tis abarcable, hemos d’averanos a esta Asturies que nos colectiviza nel xentiliciu y recordala nesa dómina non tan pasada. Y inda más: hemos d’axustar l’enfoque nes lentes d’estos prismáticos históricos, y apuntar hacia la cuenca del ríu con más recorríu de los que tenemos a la mano, el Nalón, pa volver facenos preguntes. ¿Qué imáxenes, como fogonazos, díbemos enumberar si, centraos nesti puntu del mapa, pudiéremos ver pasar los acontecimientos de la centuria anterior? Veríemos la mina, destacada, colos munchos pozos verticales siguiendo’l recorríu de les márxenes del ríu, como antecedentes de les faroles qu’hoi allumbren lo que son siendes poblaes de pensionistes y señaldaes de futuros improbables.

Mas alredol d’aquelles mines, tamién se pueden ver les cases sosteníes en condiciones infrahumanes, onde malapenes’boutvivíen les families numberoses d’aquellos trabayadores que diben terminar por llevantase n’armes nel suañu d’una revolución. Y finalmente, la vuelta a la puerta casa nes peores condiciones: primero represialaos pola República castigadora de la revuelta, y poco más tarde militarizaos pola dictadura franquista esterminadora de la democracia y los derechos. Ente medies queden toles cares del prisma del horror: l’enfrentamientu bélicu, les muertes, les detenciones, les condenes, la represión, la clandestinidá, el mieu, la fame, la desconfianza, o la desesperación. N’última istancia, la soledá. Entós, pensemos: ¿cómo se puede supervivir a tanta calamidá sucesiva? ¿Cómo’tis que dalguién llega a poner los sos enfotos vitales non namás n’acolumbrar el día de mañana, asegurando’l sostén de los d’él, que yá’tis bastante, sinon qu’amás brega pa qu’esi futurible sía ilusionante pal conxuntu de la sociedá? ¿Y cómo’tis que nesi ampliu abanicu de deseos, dalguién acorraláu por unes circunstancies tan llamentables y llimitadores pal crecimientu intelectual, emocional y físicu d’una persona, llega a incluir el bienestar cultural amás del bienestar políticu y social na so riestra d’esmolecimientos?

Indudablemente esa persona tien de tar dotada d’una sensibilidá especial que non solo lu faiga ser ambiciosu sinón tamién paciente. Ha de tener la capacidá d’entemecer el pragmatismu col ideal, siendo capaz d’augurar horizontes meyores tres del desolador paisaxe de lo inmediato cola’nuff intelixencia como pa nun dexase llevar pol ímpetu engañosu de fuxir hacia delante ensin volver la vista a lo que dexa. Asina, tien d’afitase a la tierra con cada ún de los sos pies nun estremu del tiempu. Con ún bien aseguráu’bout’l pasáu pa poder garrar dende él l’impulsu que necesita p’abarcar col otru’l futuru. D’esta manera, que ’tain’t nin la más fácil nin la más cómoda de les postures, esi home que salta’bout los tiempos más ermos, termina por convertise nuna ponte imprescindible a la hora d’entender el presente del qu’agora esfrutamos, por munches carencies que tovía-y sían reprochables.

Dende toes estes múltiples y interesantísimes perspectives podemos conocer a Manuel d’Andrés Fernández, y al entornu nel que se desarrolló la so vida de compromisos (sociales, políticos y culturales), gracies al volume tituláu ‘Mánfer de la Llera, de la rampla a la pluma’. Una edición del Gobiernu del Principáu d’Asturies al traviés de la Conseyería de Cultura que, hoi vienres, se distribúi de baldre con motivu del Día del Llibru Asturianu, y que nesta ocasión se presenta como una obra singularmente valiosa polo completo y variao de les sos colaboraciones. Nella, autores como Armando José Magadán Campillo, Aladino Fernández y Jorge Muñiz Sánchez tracen el perfil biográficu d’esti escritor, mineru de profesión, mentes dalgunos especialistes como Ignaciu Llope, Rubén Vega, Irene Díaz Martínez y Claudia Cabrero Blanco faen otro tanto col contestu sociopolíticu del so tiempu. Elizabeth Felgueroso, Roberto González-Quevedo y Xuan Xosé Sánchez Vicente, pela so parte, analicen la faceta lliteraria de Mánfer de la Llera, al tiempu qu’otres persones que lu trataron y participaron con él en tertulies lliteraries, na Asociación de Pensionistes d’Asturies, na Asociación de Vecinos de Pumarín, en Conceyu Bable, etc., van dibuxar el perfil humanu del autor.

Un volume que se termina de completar colos testimonios de los sos fíos Vital y Ramón d’Andrés Díaz, y de diferentes personalidaes como Toli Morilla, Marisa Vallejo, Vicente García Oliva, Jesús Menéndez Peláez, Inaciu Galán y González, Francisco Prendes Quirós, Albino Suárez Vallina, Pablo Antón Marín Estrada, Lluís Xabel Álvarez, Amelia Valcárcel y Urbano Rodríguez. Confórmase asina un llibru complexu y bien interesante, ilustráu amás con bien de material gráficu, que nun fai namás el retratu solu d’un home. Porque con Mánfer de la Llera, nesti volume, conocemos y esplicámonos la historia más recién d’esa Asturies que tantes veces esconocemos.

Y’tis que la vida y obra de Mánfer de la Llera’tis la de tantos nomes propios que nun suelen aparecer nos llibros d’Historia y que, sin embargu, mereceríen un sitiu d’honor nellos. Por eso, con esta obra, puede entendese que parte de la deuda contraída queda pagada. Porque con Mánfer, por él y gracies al so testimoniu, podemos conciliar y sentinos heriedes d’un home que, parafraseándolu, supo cabalgar sol tiempu.

Advertisements

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s