Pregón de les Fiestes de Roces (Xixón) 2019

PREGÓN DE LES FIESTES SACRAMENTALES DE ROCES 2019

Xixón, 9 d’agostu de 2019

Inaciu Galán

Queríos vecinos y vecines de Roces, gracies por faceme l’honor de convertime nel vuesu pregoneru.

Préstame pola vida acompañavos equí, esta tarde d’agostu, y da-y comienzu asina a estes fiestes Sacramentales de Santuyano de Roces.

Como xixonés, ser pregoneru d’una de les fiestes del mio conceyu, ye emocionante, un reconocimientu que nunca voi dexar d’agradecevos y un día que voi llevar nel recuerdu.

Amás, siéntome fondamente venceyáu a esta parroquia, pues equí cerca, nel polígonu que lleva’l nome de Roces, trabayé un llustru cada día y percorría los vuesos caminos en munches ocasiones, buscando inspiración y un momentu de descansu.

Les fiestes d’un pueblu son l’alma d’un pueblu y son el frutu del esfuerciu d’un grupu de persones que nun siempres son reconocíes tolo que tendríen de selo. Por eso quiero entamar les mios pallabres felicitando a l’Asociación de Vecinos, y en concretu a les persones más implicaes en qu’estos díes de diversión y de convivencia ente los vecinos salgan alantre, por facer esti esfuerciu tan importante, qu’a los que mos tocó en dalguna ocasión organizar eventos, sabemos los nervios y la tensión que xeneren.

Un pueblu ensin fiestes acaba convirtiéndose nuna ciudá dormitoriu, nun llugar nel que se comparte espaciu pero non vida colos vecinos y vecines. Por eso son tan importantes les fiestes, porque creen comunidá, xeneren solidaridá y establecen llazos que duren pa siempres.

Mios güelos paternos, de Llastres, vivíen yá en Xixón nos años cuarenta. Pero conociéronse y entamaron a cortexar nes fiestes de San Roque, nel so guapu pueblu que tovía siguíen visitando y viviendo. Yo mesmu recuerdo con gran cariñu les fiestes del pueblu de los mios otros güelos, non mui lloñe d’equí, en La Collá, nel conceyu de Siero. Ellí fixi amistaes que duraron pa tola vida y que me fixeron sentir munchu más míu aquel pueblu. Güei esi pueblu nun tien fiestes y probablemente los neños y neñes que visiten a los sos güelos en La Collá, yá nun se conocen ente ellos.

Por eso ye tan importante caltener les fiestes. Porque nes fiestes, alredor d’una mesa, frente un escenariu echando unos bailles, faense amigos, mozos y moces, convívese y por supuestu tómase sidra.

Tengo pa min que la sidra ye la responsable de que tea esta tarde equí con vosotros. Dalgunos sabréis que dende va años presento un espaciu na TPA dedicáu a esta bebida, Mundu Sidreru. Y si me vistis dalguna nueche en Mundu Sidreru, sabréis tamién que soi un defensor absolutu del valir de la cultura sidrera asturiana.

Nesti momentu trabáyase pa qu’esta cultura que vivimos tan de cerca y con tanta intensidá, acabe por reconocese pola UNESCO como Patrimoniu Inmaterial de la Humanidá.

Esta candidatura, que sigue dando pasos alantre dempués de dellos parones, paezme unu de los proyectos más ilusionante que tien Asturies nos próximos años. Porque tolo que seya poner en valir lo nueso, la nuesa cultura, va suponer que tengamos un pueblu más cultu, más esmolecíu por cuidar del nuesu patrimoniu.

Y lo más guapo d’esta cuestión de la cultura sidrera, ye que nun ye una cultura que depende d’un grupu pequeñu de persones, como pue pasar cola lliteratura, onde los escritores tienen un papel fundamental y los llectores somos namás recptores d’esi fenómenu cultural, o la música, onde non toos podemos dedicanos a cantar. Anque tengo de dicivos que yo nun lo faigo tan mal, pero evitaré los riesgos de que depués de cantar pueda ponese a llover, y m’echéis la culpa d’estropiavos la fiesta.

La Cultura Sidrera Asturiana ye un elementu que ta nes cases de toos y toes, porque de dalguna manera, participamos d’ella. Unes families curiando les pumaraes y pañando la mazana, otres faciendo la sidra casero, y toos y toes, ensin dulda, formando parte d’esi ritu ancestral que ye compartir la sidra ente amigos.

Primero alredor d’una pipa o d’una xarra o una zapica, y más tarde, cola apaición de la botella, col nuesu ritu d’echar la sidra. Que por ciertu, nun paren de parame pela cai espectadores del mio programa pa dicime lo mal qu’echo la sidra. Agradezse la crítica constructiva, pero namás vos pido que nun m’estropéis esti día de fiesta y esti honor de ser pregoneru recordándome lo mal qu’echo la sidra. Cuasi quiero más que m’echéis un culín y asina demostráisme lo bien lo que echáis.

Cuidar de la sidra y de la cultura que la arrodia ye clave pal futuru d’Asturies, porque pocos elementos mos faen sentimos tan asturianos, y poco elementos faen que mos reconozan fuera como talos. Porque sidra hailo en munchos llugares del mundu, pero la cultura sidrera que tenemos nós, la cultura de la pumarada, del llagar, del chigre, de la fiesta… Eso ye único y ye una referencia nel mundu sidreru internacional, onde Asturies ye’l verdaderu centru y modelu. En nengún otru llugar del mundu, una bebida tradicional condiciona tanto’l calendariu de vida, el paisaxe, la cultura… Y por eso tenemos de cuidala, porque queremos que seya de la humanidá, pero somos los y les sos guardianes.

Amás, cultura sidrera asturiana ta directamente rellacionada, porque ye la llingua na que s’espresa, col asturianu. Ye imposible falar de la sidra ensin referise a ello usando’l pallabreru y les construcciones gramaticales del nuesu idioma: ¿cómo vamos sinón a pañar la mazana, a mayalo nel llagar, a prebalo nel chigre… ? Niégome, como veo n’ocasiones, a que los nuesos llagares acaben llamándose “bodegas”, a qu’en llugar de mayar la mazana, “se pise”, colo ridículo que ye amás la imaxe de “pisar” la mazana, como sí se fai coles uves. Ye qu’hasta manca pensalo. Y esto ye igual pa too, pa curiar la nuesa toponimia. Pa qu’a Roces nunca lu conviertan en “Las Rozas”.

Por eso me presten estes fiestes, les fiestes que viven la tradición nos pueblos d’Asturies,  qu’anque seyan pueblos como esti de Roces, que s’entemez cola ciudá per momentos, pero que sigue calteniendo la esencia de l’Asturies rural. Porque estes fiestes ayuden a conservar la comunidá, ayuden a conservar les tradiciones: la llingua asturiana, la cultura sidrera, la romería… Un mundu que somos responsables de proyectar hacia’l futuru con puxu.

Podría falavos nesti pregón del escritor Alfonso Camín, del pintor Mariano Medina o d’otres figures que fueron claves pa la cultura d’Asturies y que salieron d’esta parroquia. Pero non, prefiero falavos d’otres persones más importantes tovía pa la cultura de Roces, de Xixón y d’Asturies: vosotros y vosotres, los vecinos y vecines de Roces. Porque sois depositarios d’una cultura milenaria, l’asturiana, que requier que se conoza bien, que se practique, que se curie, que se tresmita a les nueves xeneraciones y se conciencie de la necesidá de da-y continuidá. Namás asina ye posible que sigamos esistiendo como pueblu y que podamos aportar al mundu la riqueza de lo que ye un patrimoniu únicu.

Tengo la sensación de que vos pongo enriba del llombu una gran responsabilidá, pero tamién queiro animavos a pasalo mui bien nestes fiestes. Porque tamién ye una forma de facer pueblu y de curiar la cultura.

Gracies por dexame compartir esti día de fiesta en Roces.

Puxa Roces, Puxa Xixón y Puxa Asturies. Munches gracies.

El camaféu tornáu al catalán por Llorenç Garcia

El camafeu

8 juliol 2018 01:00h

Sabel mirà la carta, que estava oberta damunt la taula de la cuina. Havia trobat forces per dir-li al seu home que ja no volia escriure-li més, però ara amb la sobtada fi de la guerra sentia por davant el seu retorn. Vertaderament, esperava que simplement no regressara després que tallaren les comunicacions o que, en el millor dels casos, no ho fera en molt de temps. Però havia passat poc més d’un mes des de la seua carta i ja estava arribant.

La filla menuda demanava cada dia pel pare. Sabel romania en silenci. La xiqueta es retirava a la cambra sense dir res però adés la mirava retraient-li amb el gest el que ja podia intuir, ja no estimava el pare.

Sabel esclafí a plorar de nou i arrugà la carta, que continuava sobre la taula com una ferida que no acaba de cloure des del dia que el carter la va portar. Per a Sabel era un recordatori d’aquell retorn no desitjat, una vera tortura, però tampoc no reuní la valentia de tirar-la.

Mentrestant, al tren de volta, Xurde no parava de rumiar què es topetaria quan aplegara a la ciutat. Després d’hores de reflexió, el tren assolí la destinació. Xurde fou el darrer a baixar del tren. Sentia por. Panteixà amb intensitat, com esperant que l’aire li donara forces per enfrontar-se al rebuig amb què ja sabia que seria rebut i isqué del tren, engrapant la maleta. Sabel esperava a soles a l’andana, freda. Quan Xurde se n’adonà, el saludà quasi sense mirar-lo i refusant-li les besades. Caminaren junts fins a casa però no intercanviaren ni una paraula.

Acte seguit, els mesos transcorregueren amb la casa en silenci i el fred esdevingué cada vegada més insuportable en totes les sales. Sabel es mustigava a poc a poc. Els nens creixien sense rialles en la casa, les visites de familiars i amics anaven tornant-se més esparses, la foscúria anava dominant l’ambient.

Un matí d’aquelles entristides vides, Xurde s’alçà i anà a la cuina a esmorzar. De sobte, atordit, horroritzat, va veure Sabel penjada del sostre, inerta i amb una corda al bescoll, que feia hores l’havia deixada sense oxigen. Durant alguns segons, Xurde esguardà la finestra oberta i pensà a seguir les passes de Sabel, però llavors sentí la veu dels xiquets, que el cridaven des de la cambra i recordà dues raons per viure.

Al vetlatori, gairebé més alegre que la vida anterior en la casa, els infants ploraven sense cessar; la mare de Sabel, de rigorós dol, es trobava ja eixuta de llàgrimes, i al fons de la sala, una dona que Xurde no coneixia plorava també, desconsolada, quasi amagada en un raconet. Al clatell penjava un camafeu que Xurde reconegué immediatament, era el que Sabel havia heretat de la seua àvia, aquell que no havia tornat a veure des de la Guerra. Ara ja sabia a on anava Sabel quan, sense dir res, desapareixia unes quantes hores de casa i tornava amb menys tristor de la que acostumava a lluir a la cara, ara ja entenia perquè no l’estimava. En certa manera, Xurde descansà.

Inaciu Galán y González

(Traducció de l’asturià: Llorenç Garcia)

 

Fontes orixinal: Diari LaVeu

Pallabres na entrega del Premiu Pepe Campo 2018

Inaciu Galán

Mui bones, miembros de la Sociedá Humanitarios de Samartín, amigues y amigos:

Ye un honor volver a tar equí en Morea pa recoyer esti Premiu Pepe Campo. En primer llugar quiero dar les gracies al xuráu por decidise por esti testu. Pero nun quixera dexar de felicitar a la Sociedá por esta decimoquinta edición del premiu que coincide amás colos venti años de la puesta en marcha allá pel añu 1997 de la hestoria del premiu Pepe Campo. De mano como concursu de narrativa curtia y dempués como una de les poques iniciatives llevaes alantre pa poner en valir y da-y difusión al monologuismu, unu de los xéneros más cultivaos na lliteratura asturiana y col que tanto trabayó l’escritor al que se-y fai homenaxe con esti gallardón.

Estos quince años dieron pa ver un cierte espoxigue del monólogu asturianu, y sobre manera foi tiempu d’anovación nes formes y nos temes tocaos. Podemos ver pol llistáu de ganadores d’esti premiu, que siguimos cuntando con autores que trabayen el monólogu al xeitu tradicional, como Carlos Alba “Cellero” o José Manuel Reguero González “El Maestru”, pero tamién con otros escritores de monólogu qu’apuesten por formes nueves, como Benxa Pérez o José Alfonso González Castellanos. Paez qu’entá queden asignatures pendientes, como consiguir una mayor participación de muyeres nesti concursu.

El monólogu asturianu tien nesti premiu un focu de visibilidá y de prestixu, un encontu que ye d’agradecer y que mui poques entidaes y menos instituciones ponen a disposición de la continuidá d’esti xéneru lliterariu y escénicu que cultivaron con gran ésitu los nuesos clásicos: Teodoro Cuesta, Pachín de Melás, Anxelu, Fabricio, AGO, José León Delestal, Francisco Sarendeses, ente otros, y por supuestu Pepe Campo, al que me presta facer un pequeñu homenaxe lleendo una de les sos composiciones:

PROTESTA

 

Están llocos de contentos

en cá de Xuan el de Xustu,

pos acaba de ñacer

un neñu guapu y regustu.

 

Per la terdi, una vecina,

preguntó–y a Felisín

cuandu diba pa la escuela:

—¿Compraste un nuevu hermanín?

 

El rapacín siguió andando

col focicu too engrifáu,

pero al pocu da la vuelta

y responde engafentáu:

 

—Pa eso sí, sí qu’hai perres,

pero en cambiu ¡caso en tal!

pa comprame una pelota

dicen que nun hay un rial.

Promocionar el monólogu nun ye namás facer promoción de la lliteratura asturiana y de les artes escéniques más tradicionales, sinón que ye tamién collaborar nel llabor de dignificación y puesta en valir de la llingua asturiana. Tamos nun momentu hestóricu, nel que paez que’l reconocimientu normal que tienen dende va más de cuarenta años les llingües d’otros territorios, podría llegar pal asturianu. La oficialidá ye, y sedrá, una ferramienta necesaria pal futuru del idioma, pero ensin tolos asturianos y asturianes tirando pol idioma, y esto ye, usándolu y tresmitiéndolu a los fíes y fíes, nun va tener futuru. Asina que yá sabéis, que’l futuru d’esta llingua ta nes vueses manes.

Pues bien, ensin más, quiero davos les gracies a toles persones que tais equí güei acompañándomos nesta entrega y paso a da-y llectura al monólogu. Esti añu nun pudo venir Lluis Antón González, que me suel acompañar nestes xeres de dramatrización de los testos col so gran talentu, asina que disculpái por nun tar al altor con esta llectura que voi facer darréu.

Munches gracies.

Actos na Feria del Llibru de Xixón #FeliX18

==Sábadu, 17:45 a 18:35 hores== Carpa 1

Marta Mori va acompañame na presentación de los mios dos poemarios últimos “Patria en pallabres menores” (BaxAmar, 2018) y “Nes ruines de la nueche y les hores” (Trabe, 2018)

==Domingu, 17 a 19 hores== Carpa 1

Participo na presentación de la revista Lliteratura (2018) cola directora, Marta Mori, y los autores Henrique Facuriella, Llucía Fernández Marqués y David Fernández.

==Domingu, 18 a 19 hores== Caseta 18

Firma de llibros.

Presentación en Xixón

Esti miércoles, 25 d’abril, a les 20 hores, vamos facer en Xixón la primer presentación del mio segundu poemariu “Patria en pallabres menores” (BaxAmar Editores) en Llibrería de bolsillo (cai Adonsida 3, baxu) col profesor y traductor Alfonso Martín Sánchez como presentador. Si vos presta, vémonos!

Patria en pallabres menores

Yá tengo nes manes el mio segundu poemariu #patriaenpallabresmenores con BaxAmar Editores. #poesía #lliteratura #asturianu Ta llegando a les llibreríes:

==Xixón==

Llibrería La Buena Letra

Llibrería De Bolsillo

Llibrería 4 Letras

Llibrería Paradiso

Llibrería-café La Revoltosa

==Uviéu==

Llibrería Maribel

Llibrería Cervantes

==Avilés==

Llibrería Casona

Llibrería Clarín

==Mieres==

Llibrería-café La Llocura

O per corréu a bajamareditores@gmail.com

Presentación d’El Nataliegu y recibimientu a L’Anguleru

12:30 horas: Presentación del cuentu navidiegu: Un Nataliegu perbullindiegu 

 

–      Fernando González: Introduz la presentación venceyando al Nataliegu con L’Anguleru.

–      Alberto Álvarez Peña: Va esplicar en que consiste la tradición del Nataliegu.

–       Inaciu Galán: Lleerá xunto a la reciella un cachu del Romance de Galancina onde se fai referencia a les fogueres de  Navidá  y a la tradición del Nataliegu.

–      Víctor Raúl Pintado Rey: Falará sobre’l cuentu, venceyará la maxa del cuentu de L’Anguleru col fueu sagráu del Nataliegu y finalizará enseñándo-yos a los neños y neños a “piñerar” col “serazu”.

13:00 horas: Conexón en directu con L´Anguleru  (videoconferencia)